Proyecto de ingeniería: Química del Nalón, un ejemplo de economía circular en Asturias

0
178

La noticia de que Arcelor Mittal cerraba su planta de depuración de baterías de cok tuvo como consecuencia que en Química del Nalón se pusiera en marcha el proyecto Deganta Aguas Avilés, por el que han sido premiados por el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales (CGCOII).

El reto, especialmente complicado por tratarse de un proyecto biológico y en el que los tiempos se acortaron en medio del proceso, concluyó con éxito  tras reutilizar y reacondicionar parte de los terreros y activos existentes, algunos originarios del año 1959.

Sojo recibió, además del premio y como obsequio, esta ilustración con el uniforme de gala de
los ingenieros industriales

Química del Nalón es de esas empresas que para Galo Gutiérrez Monzonís, director general de Industria y Pymes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, son modelo en el sector. Su proyecto Deganta Aguas Avilés recibió el premio al Proyecto de Ingeniería, por poner el foco en el cuidado medioambiental, la economía circular y la optimización energética.

Gutiérrez Monzonís, que fue el encargado de entregar el galardón a la empresa asturiana, elogió de ella su implicación en el territorio; su larga experiencia desde que se fundó en 1943; su capacidad para competir en los mercados internacionales consiguiendo que un 60% de las ventas se destinen a exportación, y ser una de las más eficientes en sus productos de los países del sur del Mediterráneo. “Yo creo que Química del Nalón es una empresa como las que necesitamos”, expresó el director general de Industria.

Concretamente, hizo hincapié en la importancia que tiene la aportación y el liderazgo de compañías como Química del Nalón en estos momentos cuando se están asumiendo por el conjunto de la sociedad los valores  medioambientales, la lucha contra el cambio climático y la descarbonización de la economía, entre otras batallas cruciales para el futuro. En palabras de Gutiérrez Monzonís: “que haya empresas industriales que estén en vanguardia de esta lucha, es un ejemplo magnífico para el conjunto de la sociedad y sobre todo creo que es una defensa de la industria y del tejido industrial”.

“Damos vida a unos activos que tienen su origen en 1959 y nosotros todavía a día de hoy estamos consiguiendo que sigan siendo útiles”

Por parte de esta empresa dedicada al sector carboquímico acudieron a recibir el reconocimiento Javier Fernández, director general de Química del Nalón, y Jerónimo Sojo, gerente de Ingeniería y Proyectos, quien pronunció el discurso de agradecimiento. En él, avisó a los presentes de que, “siendo el último en recoger el premio y teniendo cuatrominutos por delante”, les tocaba ser pacientes y escuchar cómo Química del Nalón ha transformado en profundidad y modernizado la estación depuradora de aguas amoniacales de las baterías de cok de Acerlor Mittal, tras el cierre de la planta y gracias al proyecto Deganta Aguas Avilés.

Este, el primer proyecto industrial del nuevo Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA2), nació con el objetivo de tratar las aguas generadas en los procesos productivos de Química del Nalón. Históricamente era Arcelor Mittal quien había tratado esas aguas durante muchísimos años, así que al anunciar esta el cierre de las baterías que tenían en Avilés, avisaron a Química del Nalón de que no las seguirían depurando y la empresa asturiana comenzó a trabajar en una solución.

Tras casi 80 años de trayectoria y con todas sus plantas ubicadas en Asturias, el equipo humano de Química del Nalón recibe este premio con una especial significación para ellos puesto que se trata del reconocimiento a un arduo trabajo. Después de buscar y analizar distintas alternativas, entre ellas el tratamiento estándar, decidieron reutilizar los reactores biológicos que iban a ser abandonados en Avilés. Esta determinación les llevó a diseñar un proceso novedoso para acondicionar las aguas justo antes de su envío a esos reactores biológicos y, además, tuvieron que añadir otras nuevas etapas de proceso, sobre todo para conseguir que la planta contara con las mejores técnicas disponibles al terminar la intervención. De esta forma, se cumpliría con las exigencias técnicas actuales siendo un proyecto eficiente energéticamente. “Damos vida a unos activos que tienen su origen en 1959 y nosotros todavía a día de hoy estamos consiguiendo que sigan siendo útiles para alguien, para nuestra compañía en este caso”, explicó el gerente de Ingeniería y Proyectos de Química del Nalón. La reinvención de algunos de esos activos que pertenecieron a Ensidesa, la extinta Empresa Nacional Siderúrgica, convierten a Deganta Aguas en un ejemplo de economía circular.

Más adelante el reto se agrandó cuando, por motivos coyunturales y en mitad del proyecto, se adelantó tres meses el cierre de la planta de baterías. Con el 1 de octubre como fecha límite y habiendo empezado la obra civil en junio, los responsables de la nueva Deganta Aguas contaban con menos de seis meses para hacer realidad el proyecto. A esto se añadía la complejidad de que a lo que se quería dar continuidad “no era una planta ni química ni de proceso, era un proceso biológico que tiene unos bichitos que se mueren si no los alimentas”, detalló Sojo. Esta dificultad significaba que, si había un retraso de unos pocos días en la planificación, la reactivación del proceso biológico podía alargarse seis meses.

“Para esta empresa con casi 80 años de trayectoria y cuyas plantas están todas ubicadas en Asturias se trata de un premio significativo que reconoce un arduo trabajo”

Finalmente, la operación ha sido un éxito fruto del trabajo de un equipo multidisciplinar y con el que se han ocupado 30.000 de los 300.000 metros
cuadrados abandonados. Entre los implicados en el proyecto han estado el
Ayuntamiento de Avilés, la Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica del Gobierno del Principado de Asturias y la Universidad de Oviedo, que realizó los ensayos de un novedoso tratamiento.

Jerónimo Sojo explicó la gesta de su equipo en el proyecto Deganta Aguas