Pilar Molinero García: “Las mujeres aportamos una óptica diferente, innovadora y que enriquece la gestión empresarial”

0
756
Pilar Molinero, Directora Gerente del Instituto Aragonés de Fomento

En 1983, Pilar Molinero García recibió el título de Ingeniera Superior Industrial, en la especialidad de eléctrica y electrónica, por la Universidad de Zaragoza. En ese momento comenzó a trabajar en Fabersanitas, la multinacional dedicada a la fabricación de artículos médicos de un solo uso, ejerciendo como ingeniera de proyectos. A mediados de los noventa la empresa se vio obligada a cerrar a causa de la crisis económica, por lo que Molinero tomó la decisión de preparar la oposición al cuerpo de ingenieros superiores de la
Comunidad Autónoma de Aragón. Desde entonces ha trabajado siempre en el Gobierno de Aragón, donde ostenta actualmente el cargo de directora gerente del Instituto Aragonés de Fomento.

¿Qué le hizo decantarse por la Ingeniería Industrial?

En mi caso, quería estudiar una carrera que me permitiera trabajar en empresas industriales, tanto en gestión técnica como empresarial.

Lleva solo unos meses al frente del IAF. ¿Le ha sido complicado adaptarse?

Me ha resultado muy fácil. En el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) hay un estupendo equipo técnico, muy profesional y con amplia experiencia. Además, ya había trabajado con la mayoría de ellos desde otros destinos llevados a cabo en el Gobierno de Aragón.

¿Cuáles son los objetivos que se ha propuesto alcanzar como directora gerente?

Mis objetivos son los propios del IAF. Trabajamos para promover y recibir iniciativas y actividades empresariales. Así pues, contribuimos al desarrollo equilibrado e integral de la
Comunidad Autónoma de Aragón, generando actividad económica y empleo.

¿Cómo pueden ayudar las entidades públicas como el IAF al desarrollo de las empresas?

El Instituto Aragonés de Fomento es una Agencia de Desarrollo Regional. Estamos a disposición de todas las empresas de Aragón para apoyarles desde su inicio, en el área de emprendedores; en su desarrollo, con el área de empresas; y en su crecimiento, a través del área de promoción económica.

En la medida de nuestras posibilidades, el área de infraestructuras impulsa las que tenemos en Aragón para facilitar las entradas y salidas al mercado. La de innovación apoya a las empresas en la incorporación de las nuevas tecnologías, tendencias y demandas de la sociedad actual. Por último, en el área de proyectos europeos promovemos la participación de empresas y otras entidades aragonesas en proyectos de ámbito internacional.

¿Cuál fue el momento más complicado de su carrera?

En la crisis económica de los años noventa. La empresa en la que trabajaba cerró y, con once años de experiencia profesional, aunque tuve otras ofertas de trabajo interesantes, eran fuera del lugar de residencia de mi familia. La decisión que tomé marcó un punto de inflexión en mi carrera, me preparé la oposición al cuerpo de ingenieros superiores de la Comunidad Autónoma de Aragón y las aprobé. Desde entonces, trabajo en el Gobierno de Aragón.

Pilar Molinero, en la entrega del reconocimiento de la jornada de Responsabilidad Social de Aragón

¿Nota que hay más presencia femenina en profesiones como la suya? 

Sin duda, y también que cada día hay más mujeres ingenieras en puestos de alta dirección. Las mujeres aportamos en la empresa y en los equipos directivos una óptica diferente, que
resulta innovadora y que, por tanto, enriquece la gestión empresarial.

¿De qué forma cree que podría incentivarse el interés de las estudiantes por la Ingeniería?

Creo que el interés existe. Se trata más bien de un aspecto social y de los roles que tradicionalmente se han asignado como propios de la mujer. Poco a poco se van eliminando las diferencias sociales para dejarlas solo en el plano biológico. Es cuestión de cultura y educar sin discriminar a las personas por su género o condición.

¿Está bien representado el papel de la mujer en la Ingeniería Industrial?

Lo que opino es que las ingenieras representamos bien la profesión, como también lo hacen los colegas ingenieros. En pleno siglo XXI, en el que las empresas encuentran un mercado globalizado y muy competitivo, la sociedad tiene la oportunidad de aprovechar también el 51% del talento humano, que es el femenino.

¿Es la igualdad un tema ya resuelto en esta profesión?

No. Ni en esta profesión ni en diversos ámbitos sociales ni, por supuesto, en algunas culturas.

En España, aunque se ha avanzado mucho, todavía no está equiparada la baja maternal a la paternal. Este ha sido, según mi experiencia particular, el único motivo de discriminación con el que me he encontrado a la hora de ascender al comienzo de mi carrera profesional. Personalmente, tengo que agradecer a mi familia el apoyo que cada día me brinda para  poder compaginar la vida particular y la profesional.