La noche de la industria

0
567
Miguel Iriberri Vega Presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales

La VIII edición de los Premios Nacionales de la Ingeniería Industrial, promovida por el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales (CGCOII), ha tenido lugar en un acto conjunto con el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM), que también hizo entrega de sus correspondientes Menciones Honoríficas.

Me gustaría agradecer a todos los que estuvieron presentes, compañeros y amigos, que nos acompañasteis en el que es el mejor escaparate del talento de la Ingeniería Industrial española, uno de los mejores pasaportes que tenemos los ingenieros industriales cuando salimos a trabajar al extranjero.

Después de tanto tiempo sin reunirnos pudimos celebrar nuestra profesión sin olvidar a los que nos han dejado en esta pandemia por causa de la COVID-19. Amigos, familiares, conocidos, compañeros.

Además, tuvimos ocasión para reconocer el trabajo y la innovación de ingenieros, ingenieras y empresas que destacan en sus sectores y que con su talento están haciendo
mejor nuestra sociedad. Todas las profesiones son importantes, como hemos visto en esta pandemia, algunas imprescindibles y otras fundamentales.

Recuerdo las palabras de mi amigo Galo Gutiérrez Monzonís el día que tomó posesión como Director General de Industria y pymes con las que puso en valor su nombramiento como una oportunidad para que la ingeniería industrial tenga un papel relevante en las políticas industriales de nuestro país. Ese debe ser el camino. Las grandes empresas, las pymes, los proyectos fuera de nuestras fronteras cuentan con ingenieros industriales que son el verdadero motor tecnológico e innovador y la palanca necesaria para poner en marcha grandes iniciativas.

En este sentido, quiero hacer una reflexión. No hace mucho conocíamos un estudio sobre el mercado laboral que reflejaba que, de los 10 perfiles más demandados y mejor pagados en 2020, tres de ellos estaban ligados a la dirección de ingeniería, de operaciones y de lean manufacturing.

Como pueden ver, la ingeniería industrial tiene premio, y lo tiene por la alta versatilidad de los ingenieros y las ingenieras industriales en diversos ámbitos de la empresa. Desde la producción, diseño, compras, I+D o calidad hasta la gestión global en sectores como el energético, la logística, la construcción, la transformación de materiales, los procesos de automatización, el medioambiente, las energías renovables, los servicios, el mantenimiento, la seguridad industrial o la salud. Ese bien que ahora más que nunca tenemos que poner en valor y en el que los ingenieros industriales hemos puesto nuestra
pica en Flandes gracias al trabajo de profesionales como Juan José Pérez Blanco, que, con su rigor y entusiasmo a la hora de concebir el Hospital de Ifema durante la pandemia, visibilizó el papel relevante que tuvieron todos los ingenieros en cada uno de los centros
sanitarios.

Cada vez vamos a ver más ingenieros industriales en el sector sanitario y eso será una buena noticia para todos, como lo es que nos veamos nuevamente las caras, aunque sea bajo una mascarilla salvadora.