Jaime González Mittelbrunn: Un enfoque sobre la responsabilidad civil profesional y su papel en la cuarta revolución industrial

0
167

Adartia Global Correduría de Seguros (Grupo Alkora) es líder en programas de seguros de responsabilidad civil profesional para colegios profesionales, asociaciones y grupo de afinidad. Entrevistamos a Jaime González Mittelbrunn, su gerente de cuentas de la Unidad de Responsabilidad Civil Profesional, para hablar de la importancia del seguro de responsabilidad civil en el ejercicio de la profesión de ingeniero industrial y la problemática de las coberturas aseguradoras en la industria 4.0.

Jaime es licenciado en Administración y Dirección de Empresas y lleva 23  años en el sector de los seguros, habiendo trabajado para compañías y corredurías de seguros en el ramo de responsabilidad civil, tanto en el área técnica como en el área comercial.

¿Qué importancia tiene actualmente el seguro de responsabilidad civil en el ejercicio de la profesión de ingeniero industrial?

Cuando preguntamos a las personas qué seguro considera más importante contratar, obtenemos respuestas como: “el de vida, porque protege  económicamente a mi familia si me pasa algo”; “el de hogar, por si hay un escape de agua”, o “el de coche porque es obligatorio”. Si lo analizamos, veremos que estos seguros no dependen ni afectan al medio de vida principal del profesional, el de ejercer su profesión. Este riesgo lo cubre el seguro de responsabilidad civil profesional, que no solo protege nuestro patrimonio en caso de error profesional, sino también la estabilidad de nuestras familias mientras ejercemos la profesión y nuestra propia imagen profesional.

¿Afecta este seguro únicamente al ámbito profesional?

Si añadimos la defensa jurídica que nos prestan estas pólizas, incluyendo la constitución de fianzas que garanticen nuestras responsabilidades, nos encontramos con que este seguro va más allá del ámbito puramente profesional y repercute de una manera principal en nuestra esfera personal y familiar. Y todo ello, en vida, lo que nos permite atribuir a este seguro una dosis adicional adicional de practicidad respecto a otros. Además, en la mayoría de las pólizas colectivas, las de los colegios profesionales, hay cobertura en caso de infortunio, pues los herederos, legatarios y causahabientes son también asegurados en caso de fallecimiento, concurso o quiebra del profesional.

¿Tiene otras utilidades?

El hecho de contar con un seguro de responsabilidad civil profesional nos hace cumplir con uno de los requisitos necesarios para la contratación de numerosos trabajos, pues cada vez con más frecuencia los contratos contienen un capítulo dedicado a seguros de responsabilidad civil.

Respecto a considerar el siniestro en base a la fecha de la primera reclamación, ¿por qué, en general, se aplica esta cláusula claims made en las pólizas de responsabilidad civil profesional?

Porque son siniestros de distribución o cola larga, es decir, los daños se pueden manifestar años después de la terminación de los trabajos y los procesos de reclamación. Además, son procesos largos por los períodos de prueba e investigación de la responsabilidad.

Ha mencionado dos veces las pólizas de los colegios profesionales. ¿Qué diferencia hay respecto a la que pueda contratar un profesional de forma individual?

La diferencia es enorme. Las primas, los límites de capital asegurado y las coberturas y sus sublímites son mucho más favorables en las pólizas colegiales. Además, cuentan con la cobertura para inactivos que solo ofrecen las pólizas individuales excepciones.

¿Cómo se percibe esta industria 4.0. desde el seguro?

La llamada cuarta revolución industrial está cada vez más presente en nuestras vidas y supone un importante cambio en la forma de concebir los riesgos de las actividades industriales. Existen innumerables ventajas, como la inteligencia artificial y la robótica colaborativa, que suponen una mayor seguridad laboral al realizarse mediante estos instrumentos los trabajos de mayor peligrosidad, evitando así la exposición de las personas a los riesgos laborales. Sin embargo, toda nueva oportunidad comporta ciertos riesgos en cuya cobertura juega un papel fundamental el seguro, como instrumento principal de protección patrimonial.

“El seguro de responsabilidad civil profesional tiene una importancia capital dentro del abanico de seguros necesarios en nuestra vida profesional y personal”

¿Realmente cambian tanto los riesgos tradicionales?
Toda actividad industrial con puertos de entrada y salida de información va a suponer riesgo de producir daños a terceros, es decir, responsabilidad civil y daños materiales propios. Un ataque cibernético a una industria 4.0., en el que se hackea una maquinaria que modifica su comportamiento, produciendo daños en el personal de la empresa, conllevaría una responsabilidad civil patronal para la sociedad, o en otra maquinaria, o incluso en las propias instalaciones. A ello podría añadirse el perjuicio patrimonial que puede provocar a la empresa una alteración de los procesos generada por este ciberataque. A mayores, podemos sufrir robo de información propia o de terceros y, como consecuencia, una posible vulneración de la legislación sobre protección de datos.

Por tanto, la ciberseguridad reduciría este tipo de riesgos.

Por supuesto, la ciberseguridad pasa a constituirse como el elemento principal de mitigación de estos riesgos. Los datos actuales son preocupantes: según distintos medios informativos, en España se producen unos 40.000 ciberataques al día. Ya se está realizando una importante inversión, a nivel general, en esta disciplina. No obstante, la contratación de coberturas de seguro es conveniente porque, según los más reputados especialistas en el ámbito cibernético, no existe la seguridad total al 100% en este entorno.

¿Hay un seguro específico para esta problemática?

Existe el seguro de ciberriesgos, que cubre algunas de las responsabilidades por los daños expuestos anteriormente, si bien hemos de profundizar en el estudio del clausulado específico de cada póliza pues, generalmente, está enfocado a los siniestros que ocurren en el área IT, quedando el área de operaciones OT, de alguna forma, desasistida.Es decir, es generalizada la exclusión de los daños personales en estas pólizas, lo cual implica tener que cubrirlos a través de un seguro de responsabilidad civil en el que no se discriminen las reclamaciones por daños generados por un evento cibernético.

“Según distintos medios informativos, en España se producen unos 40.000 ciberataques al día. Ya se está realizando una
importante inversión, a nivel general, en esta disciplina”

¿Están las coberturas adaptadas a estos nuevos riesgos?

El sector seguros tiene un importante reto de adaptación de sus condicionados a esta nueva realidad. Actualmente, no todas las entidades aseguradoras reflejan claramente en sus pólizas de responsabilidad civil qué ocurre cuando los daños se han producido por causa de un incidente cibernético. Es en la cláusula de evento cibernético donde suele clarificarse esta cuestión: en unos casos se indica que la cobertura se activa por un siniestro cubierto por la póliza, independientemente de que la causa sea cibernética, y en otros supuestos puede indicarse que no quedan cubiertas las reclamaciones de determinados daños procedentes de un evento cibernético. Otra opción es que la póliza no tenga esta cláusula.

Adartia Global tiene sus instalaciones en Madrid, en el número 4 de la avenida de Brasil