Félix Masjuan: Un modelo de banca que apuesta por la cooperación para impulsar el desarrollo económico

0
283

Félix Masjuan Teixidó es ingeniero industrial por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Barcelona (ETSEIB) y diplomado en Dirección y Administración de Empresas por ESADE. Hace más de 45 años que está vinculado como socio a Caja de Ingenieros, una cooperativa de crédito fundada en 1967 y que, desde entonces, no ha parado de crecer. Debutó como miembro del Consejo Rector en 2011, a partir del 2017 ocupó el cargo de secretario del Consejo Rector y posteriormente también presidió la Comisión de Auditoría y Riesgos. Además, es patrono de la Fundación Caja de Ingenieros.

En marzo de 2021, Félix Masjuan fue nombrado presidente de Caja de Ingenieros, cargo que hasta aquel momento había sido ocupado por José Oriol Sala.

Caja de Ingenieros es una cooperativa de crédito. ¿Cuál es la diferencia con respecto a un banco convencional?

Caja de Ingenieros es una cooperativa de crédito y esto significa que los clientes son a la vez los propietarios de la Entidad, es decir, los beneficios obtenidos se revierten directamente a los socios. El enfoque cooperativo pone el énfasis en la creación de valor compartido estableciendo una relación a largo plazo basada en la ética, el compromiso y la confianza. Para nosotros, la cooperación es fundamental para mejorar el desarrollo económico y social hacia una sociedad más equitativa, justa y democrática y avanzar hacia un nuevo paradigma que sitúe a las personas y al planeta en el centro de todas las decisiones. Por eso representamos un modelo de banca diferente al convencional que debe caracterizarse por la solidez, en términos de solvencia, liquidez y calidad de los activos, y a la vez por la confianza de los miembros, que culmina en la fidelidad y la vinculación al proyecto cooperativo. La buena reputación es fruto de nuestro trato personalizado y diligente con los asociados.

¿Todos los socios de Caja de Ingenieros ejercen la profesión?

No, damos servicio a todo tipo de profesionales, empresas, familias y administraciones públicas que se sienten cercanas a nuestra filosofía. Es cierto que los ingenieros son nuestro colectivo profesional referente tradicional, debido a los orígenes en 1967, pero hemos evolucionado muy intensamente no solo en los servicios y actividades dirigidas a los socios sino también en la composición de la base social, sin perder los valores cooperativos que siempre han definido a Caja de Ingenieros.

A lo largo del país, ¿cuántas oficinas tienen actualmente?

Nuestra apuesta por estar cerca del socio es muy firme y ahora mismo tenemos una red de 32 oficinas que dan servicio a los más de 213.000 asociados que hay por todo el territorio. Desde Caja de Ingenieros tenemos una apuesta firme por un servicio multicanal, ya sea a través de nuestros canales digitales como en nuestras oficinas.

Al mismo tiempo, mantenemos una fuerte apuesta por el asesoramiento personalizado de calidad, prestado con un servicio de proximidad. En los últimos diez años casi hemos doblado el número de socios, de profesionales y de oficinas de la Entidad, y queremos continuar ganando peso dentro del sector bancario español.

Recientemente, el Grupo Caja de Ingenieros ha celebrado 15 años de finanzas sostenibles como filosofía de inversión, siendo pionera en su desarrollo. ¿Podría explicarnos en qué consisten?

Somos muy conscientes del papel esencial que desempeñamos las entidades financieras en la transición hacia una economía que genere un impacto positivo en las personas y en el medioambiente. Es por ello por lo que hace más de 15 años que promovemos las finanzas sostenibles como filosofía de inversión e impulsamos la ISR (Inversión Socialmente Responsable) aplicando criterios ASG (actores sociales, medioambientales y de buen gobierno) en la toma de decisiones de inversión para buscar el retorno financiero y un impacto positivo en la sociedad.

”En los últimos diez años casi hemos doblado el número de socios, de profesionales y de oficinas de la Entidad, y queremos continuar ganando peso dentro del sector bancario español”

En este sentido, quiero destacar que el fondo CdE ODS Impact, ISR, FI, es el primer fondo de una gestora nacional donde los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y su medición determinan la política de inversión. Además, en Caja de Ingenieros más del 61% del patrimonio gestionado en fondos de inversión incorpora actualmente la etiqueta de sostenibilidad en su denominación, y el 75% de nuestro patrimonio en planes de pensiones ya tiene también etiqueta ISR.

Asimismo, este año la Entidad ha dado un paso más allá y ha desarrollado una metodología propia que mide el impacto de sus fondos de inversión ISR. Se trata de CIMS, la Calculadora de Impacto Medioambiental y Social, pionera en nuestro país, que muestra cómo las inversiones de nuestros socios generan un impacto positivo y medible.

¿Cómo se materializa en la actualidad el vínculo del grupo con el mundo de la Ingeniería?

Caja de Ingenieros se creó inicialmente para satisfacer las necesidades financieras de los ingenieros. Ahora, aunque ya no es necesario pertenecer a este colectivo profesional para unirse al organismo, seguimos muy ligados y comprometidos con el bienestar y desarrollo profesional de los profesionales de la Ingeniería. A través de la Fundación Caja de Ingenieros vehiculamos parte de ese compromiso, que también se centra en la promoción de la Ingeniería dentro de la sociedad y en el fomento de la excelencia en el sector a través de la formación.

En este sentido, prestamos apoyo a la formación académica y al desarrollo profesional mediante dotaciones para becas y premios, como, por ejemplo, nuestros galardones Isabel P. Trabal y el Premio Emprendimiento para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Además, trabajamos activamente para apoyar el acceso de mujeres a la Ingeniería y a otras profesiones STEAM. También nos encargamos de fomentar actividades de  investigación que contribuyen a perfeccionar el mundo laboral y empresarial.

Desde la creación de la fundación en 2011, se han realizado más de 535 proyectos de acción social y más de 4.300 personas se han beneficiado de becas de estudio y formación gracias a las distintas alianzas.

La Ingeniería es uno de los sectores con mayor proyección de futuro. ¿Qué acciones se están desarrollando para dar un mayor impulso al talento?

La sede de Caja de Ingenieros se encuentra en el
número 39 de Vía Laietana, en Barcelona

Desarrollamos varias, pero en especial me gustaría destacar aquellas que dan soporte al talento femenino para acabar con la brecha de género. Este apoyo se impulsa a través de dos iniciativas: Enginy-era, un proyecto que se focaliza en dar a conocer las profesiones STEAM a niñas y niños de Eduación Primaria en colegios de Madrid y de Cataluña; y Mujer e Ingeniería, cuyo objetivo es proporcionar herramientas y personas referentes en la profesión para que las estudiantes de los primeros cursos de ingeniería puedan desarrollarse profesionalmente y reconocer su propio potencial. Ambos programas promueven la diversidad de género desde escuelas, institutos, universidades y centros de trabajo, ya sea fomentando las vocaciones STEAM en edades tempranas o acompañando a jóvenes estudiantes y a profesionales en el inicio de su carrera.

”Prestamos apoyo a la formación académica y al desarrollo profesional mediante dotaciones para becas y premios, como nuestros galardones Isabel P. Trabal o el Premio Emprendimiento para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación”