Emilio Sánchez Escámez: “A día de hoy son necesarias las ayudas para que el hidrógeno verde sea rentable y pueda competir como vector energético”

0
68

Emilio Sánchez es ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Cartagena. Durante siete años trabajó en una empresa dedicada al sector de la Construcción, donde participó en proyectos de gran envergadura como la ampliación de la planta de General Electric en Cartagena y la construcción de la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas.

Más tarde, en un año difícil para la economía española, 2008, decidió pasar a la acción y convertirse en emprendedor, fundando en plena crisis la empresa IDEA Ingeniería, donde actualmente es el CEO y en la que se autodefine como “emprendedario”, que es la conexión entre el emprendedor y el empresario.

A lo largo de su trayectoria profesional también ha sido profesor asociado en la Universidad Politécnica de Cartagena y ha cofundado otras empresas del sector tecnológico como IA Manufacturing o Visuartech Develop, que se incluyen dentro del Grupo IDEA.

IDEA ya es referente nacional, ¿para cuándo a nivel internacional?

A nivel nacional sí que somos un referente a día de hoy, pero nos falta la proyección internacional, ya que no nos ha dado tiempo a dar los primeros pasos a causa de la pandemia. A partir de ahora yo creo que las empresas, en parte debido al Covid, han visto que la industrialización es necesaria y, de hecho, nosotros lo estamos notando, sobre todo por las consultorías y las licitaciones de proyectos que estamos teniendo actualmente.

¿Cómo surgió la idea de fundar IDEAGREEN en 2020?

Cuando apareció la pandemia, tuvimos que reinventarnos mientras el mundo estaba paralizado. Los directivos nos paramos a pensar y, en ese momento, una empresa que recientemente se había incorporado al grupo,Iconsa, especializada en proyectos del
campo de la petroquímica, paró su actividad y había que darle un enfoque nuevo. Fue entonces cuando apareció el hidrógeno y decidimos que podía ser una nueva vía de futuro para esa entidad empresarial.

Después nos dimos cuenta de que realmente IDEA llevaba doce años trabajando en proyectos relacionados con la sostenibilidad y nos preguntamos: ¿por qué no creamos una marca que englobe toda la parte verde de IDEA? Y así nació IDEA GREEN.

“Actualmente se consumen 70 millones de toneladas de hidrógeno a nivel mundial, de las cuales el 99% provienen de combustibles fósiles”

¿Cuáles son los pilares de IDEA GREEN?

Los pilares principales de IDEA GREEN son cinco: el hidrógeno verde, que es la bandera del proyecto, la movilidad sostenible, la energía solar fotovoltaica, la eficiencia energética
y la arquitectura bioclimática. A esto hay que añadir que el primer paso es consumir de forma óptima los recursos energéticos, ya que no sirve de nada que todo sea verde si hacemos un mal uso de ellos.

¿Cómo valora las medidas europeas para el desarrollo del hidrógeno verde?

Son fundamentales. Ahora tanto Europa como España se han alineado al 100% en una estrategia común donde se busca conseguir una neutralidad climática. Estamos hablando de llegar al año 2050 con un sistema eléctrico que sea completamente renovable e intentar reducir el 90% de las emisiones de CO2, por lo que llegaron a la conclusión de que el elemento que podía liderar este sector energético era el hidrógeno.

Nosotros lo pensamos como una nueva vía de futuro para una de las empresas del grupo y, por tanto, cuando vimos que se aprobaba por parte de Europa esta iniciativa estratégica lo
valoramos muy positivamente. Además, a fecha de hoy, son necesarias las ayudas para que el hidrógeno verde sea rentable y pueda competir como vector energético.

¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Su principal ventaja son las cero emisiones de CO2 durante todo el proceso. Tenemos que tener en cuenta que a día de hoy se consumen 70 millones de toneladas de hidrógeno a nivel mundial, de las cuales el 99% provienen de combustibles fósiles y, principalmente,
del reformado del gas natural. Entonces, si somos capaces de sustituir ese hidrógeno gris por uno verde evitaremos todas esas emisiones de CO2.

Otra ventaja a tener en cuenta es que se trata de un muy buen vector energético, ya que permite almacenar la energía sin pérdida. Esto quiere decir que para todas aquellas energías renovables, como por ejemplo la eólica o la fotovoltaica, donde la producción
de energía es variable, si se genera un excedente se puede almacenar, de manera que cuando se tenga necesidad ese hidrógeno lo vuelva a transformar en energía eléctrica.

Su principal inconveniente es que es difícil de transportar, ya que hay que comprimirlo, teniendo mucho volumen con poca masa. Por otro lado, las tecnologías de generación del hidrógeno a través de electrólisis tienen que industrializarse y crear un proceso que haga
que los precios bajen. Evidentemente, cuando pasen diez años habrá mejorado la tecnología para la producción del hidrógeno y el proceso será bastante más económico.

“IDEA Ingeniería fue pionera al trabajar en un proyecto piloto en Cartagena para inyectar hidrógeno verde en la red de una planta de regasificación”

¿Qué usos tiene el hidrógeno verde?

A fecha de hoy y a corto plazo destaca su uso industrial como materia prima, sustituyendo el hidrógeno gris por hidrógeno verde.

El siguiente uso sería utilizarlo para producir energía eléctrica con las pilas de combustible en la movilidad de +transportes como carretillas, transporte pesado e incluso aviación y transporte marítimo.

Por último, se está trabajando en su uso doméstico, para lo que habría que inyectar hidrógeno verde en las redes
actuales de gas natural como mezcla, de tal forma que parte del consumo del calentador de casa se haga con hidrógeno, que tiene un poder calorífico y una capacidad de generar energía mucho mayor que el gas natural.

¿En qué proyectos habéis trabajado con hidrógeno verde?

IDEA Ingeniería fue pionera en la región de Murcia al trabajar en un proyecto piloto en Cartagena para inyectar hidrógeno verde en la red de una planta de regasificación, colaborando con ellos como ingeniería de integración.

Por otro lado, desde septiembre del año pasado, estamos trabajando en una pila de combustible de hidrógeno para carretillas elevadoras con un uso concreto mediante una subvención que hemos conseguido en la Región de Murcia y en la que colaboramos junto a la Universidad Politécnica de Cartagena, CETENMA, REGENERA y el Grupo Caliche.

Actualmente tenemos otros dos proyectos en marcha, pero son confidenciales, además de participar en varios manifiestos de interés con organizaciones como el Puerto de Valencia.

Los 5 pilares del proyecto IDEA GREEN