El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM) entrega sus reconocimientos en La Noche de la Industria

0
141

El pasado 25 de noviembre en el Museo Reina Sofía, en Madrid, se celebró La Noche de la Industria, cita en la que el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales (CGCOII) entregó los Premios Nacionales de la Ingeniería.

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM) se unió al evento entregando sus Menciones Honoríficas. Tras frenar la actividad por la pandemia, la institución madrileña recuperó su funcionamiento el año pasado y, entre otros objetivos, cumplieron con la celebración de sus 70 años de historia, colaboraron en la organización de Cibitec 2021 e inauguraron su nueva sede. Todo ello para seguir apoyando el futuro de la profesión de ingeniero industrial en la región.

César Franco, decano del COIIM, abrió La Noche de la Industria ante 250 profesionales del sector y otras personalidades. Empezó su discurso apreciando la unión de ambas instituciones para reconocer y valorar públicamente que la labor de los ingenieros industriales está siendo fundamental para el buen funcionamiento de sectores clave que permitirán la recuperación económica tras el impacto de la pandemia. En sus palabras, “esta noche celebramos que seguimos trabajando conjuntamente de forma muy activa para que la Ingeniería Industrial tenga un papel cada día más notorio en nuestra sociedad”. Unos momentos tan complicados como los vividos recientemente han vuelto a demostrar que la industria tiene la capacidad de generar un escenario económico estable y su papel es fundamental para avanzar hacia el futuro de la sociedad.

La industria tiene la capacidad de generar un escenario económico
estable y su papel es fundamental para avanzar hacia el futuro

Las Menciones Honoríficas 2021 del COIIM premiaron la innovación y la apertura de nuevos horizontes con la creación del primer exoesqueleto pediátrico del mundo con tecnología íntegramente española y la proyección de los trenes propulsados por hidrógeno renovable para 2030. Como también reconocieron la aportación al sector industrial de José Manuel Perán, director general del Centro Tecnológico Cartif, tanto en el ámbito docente como profesional; la actividad divulgadora del Planetario de Madrid, y la del periodista Ignacio Fariza a través de sus artículos económicos en el diario El País.

Tras la cancelación de la actividad por la pandemia, el COIIM ha recuperado su funcionamiento y ha celebrado sus 70 años de trayectoria con la inauguración de su actual sede. Esta iniciativa ha significado uno de los cambios más notorios en la historia de este colegio profesional pues no se trata solo del acondicionamiento de nuevas instalaciones, sino de la creación de un escenario pensado para el futuro que deben construir los más jóvenes, cuyos espacios están adaptados a la manera de pensar y de trabajar de estas generaciones venideras.

“Hay que fomentar la vocación y la ambición entre los jóvenes, así como la colaboración entre instituciones y empresas”

Asimismo, recordó el decano del COIIM la celebración del Congreso Iberoamericano de Ingeniería y Tecnología (Cibitec21), en el que colaboraron la Escuela de Ingenieros Industriales de Madrid y el Tecnológico de Monterrey, convirtiéndose un año más en un evento referente a ambos lados del charco. El COIIM se encuentra inmerso actualmente en la planificación de la edición de este 2022, que se realizará en el próximo mes de mayo.

En su exposición, César Franco también quiso hacer un reconocimiento especial a todos los decanos, juntas de gobierno, colegiados y empleados que han hecho posible “llegar hasta aquí con un colegio y una asociación unidos, trabajando conjuntamente con los mismos objetivos de defender la profesión y servir de apoyo a las nuevas generaciones”. Los retos para el futuro de la sociedad, y por tanto de la Ingeniería, son exigentes, por eso hay que fomentar la vocación y la ambición entre los más jóvenes, así como la colaboración entre instituciones y empresas para generar las sinergias más sólidas y competitivas posibles.

Mención honorífica a la ingeniería industrial del año

“Nuestra innovación es la integración perfecta entre el hombre y la máquina”

La creación del primer exoesqueleto pediátrico del mundo con tecnología íntegramente española es el avance por el que Elena García Armada, investigadora del CSIC y cofundadora de Marsi Bionics, ha recibido el reconocimiento del COIIM. Miguel Garrido de la Cierva, presidente de la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM), se encargó de entregarle el galardón elogiando el proyecto como ejemplo de innovación para mejorar la vida de las personas, especialmente de los niños.

Estos exoesqueletos imitan el comportamiento de los músculos en marcha gracias a unas articulaciones activas con rigidez variable. Son dispositivos únicos en el mundo por su calidad tecnológica, cuyas aplicaciones abren un nuevo camino en los tratamientos de enfermedades neurológicas gracias a la aplicación de la robótica. Dolencias tan severas como la atrofia muscular espinal o la parálisis cerebral son algunos de los ejemplos.

Estos exoesqueletos imitan el comportamiento de los músculos en marcha gracias a unas articulaciones activas con rigidez variable.

Elena García Armada. Investigadora del CSIC y confundadora de Marsi Bionics

 

Mención honorífica a la trayectoria profesional

“La Ingeniería y la ciencia deben ir unidas para ser útiles a la sociedad”

José Manuel Perán recibió el galardón por su brillante carrera tanto en su faceta de docente como de ingeniero. Perán repasó su trayectoria recordando especialmente a quienes sembraron en él la vocación por la Ingeniería. Como su maestro de escuela, Manuel Rodríguez, cuando le contó que los creadores del ferrocarril o del motor de combustión eran personas sin apenas formación en ciencia y consiguieron poner en marcha aparatos que cambiaron el rumbo de aquella primera revolución industrial.

Hoy en día, tras casi tres décadas después de la puesta en marcha del Centro Tecnológico CARTIF, en Valladolid, este ingeniero defiende que “la Ingeniería y la ciencia deben ir unidas para ser útiles a la sociedad y poner solución a sus problemas”. Entre sus hitos pueden contarse haber publicado 31 libros, haber liderado más de 150 proyectos innovadores en la extinta Fasa-Renault y haber guiado la trayectoria de notables profesionales.

Lideró más de 150 proyectos en Fasa-Renault, ha publicado 31 libros y ha guiado la trayectoria de notables profesionales.

José Manuel Perán. Director general de CARTIF y profesor emérito de la Universidad de Valladolid

Mención honorífica a la empresa más innovadora

Una apuesta para avanzar en la descarbonización del sector ferroviario

Según Ángel Asensio, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Madrid, el valor añadido es lo que convierte en competitivas a las empresas y este se relaciona directamente con la innovación. En el caso de la alianza de Repsol y Talgo para desarrollar en España dos trenes propulsados por hidrógeno renovable para el año 2030, a cuyos representantes Asensio entregó el galardón, este aporte de valor tiene matices energéticos, económicos y medioambientales, y contribuye especialmente a la descarbonización del sector ferroviario.

“Esta es la oportunidad de liderar desde España esta transformación del sector energético, la cadena de valor del hidrógeno, y para ello son fundamentales las alianzas y la colaboración. El reto es enorme y no podemos hacerlo solos”, declaró Juan Abascal, director ejecutivo de Transformación Industrial y Economía Circular de Repsol, como representante de la alianza.

“Esta es la oportunidad de liderar desde España esta transformación del sector energético, la cadena de valor del hidrógeno”

Alianza Repsol-Talgo. Desarrollo del primer tren de hidrógeno español

Mención honorífica a la trayectoria humanística, social y cultural

Desde Madrid, con los pies en la tierra y el corazón en las estrellas.

Telmo Fernández Castro, director del Planetario de Madrid, perteneciente al Ayuntamiento de la capital a través de la concejalía de Cultura, fue el responsable de recibir el galardón de manos de la vicedecana del COIIM,
María Luisa López Tola, quien se alegró de que, desde la apertura la instirución en 1986, haya un lugar en Madrid en el que tener los pies en el suelo y el corazón en las estrellas.

A diario, son muchos quienes se acercan al Planetario para disfrutar de la divulgación que allí hacen sobre ciencia, especialmente la relativa al campo de la Astronomía. Castro quiso explicar la relación entre esta y la Ingeniería, pues, según dijo, “son las innovaciones de los ingenieros las que nos permiten la exploración espacial. No basta con la teoría, es necesaria la aplicación práctica que saben hacer”. Y recordó que la principal función del
Planetario es fomentar la curiosidad de los ciudadanos por el conocimiento.

“Son las innovaciones de los ingenieros las que nos permiten la exploración espacial. No basta con la teoría, es necesaria la aplicación”

Planetario de Madrid. Divulgadores de la ciencia, especialmente de la Astronomía, desde 1986

Premio periodístico ingeniero Fernando Luca de Tena

Un ejemplo de cómo contar por qué la industria es vital para una sociedad

Antes de entregar el galardón al periodista de El País, Ignacio Fariza Somolinos, la secretaria general de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Mónica Tourón, explicó por qué es tan valiosa la habilidad del plumilla para para acercar conceptos a todos los lectores, oyentes o espectadores: “El periodismo económico es, de inicio, un campo árido. No todo el público está preparado para un texto económico”. Una capacidad que es notoria en Fariza y que se refleja en su artículo ‘La industria sale del cajón del olvido’.

Con el peor momento de la recesión por la pandemia como trasfondo, el pasado mes de mayo, el periodista analizó la importancia del papel del sector industrial como motor de la fortaleza económica de un país. “Tratábamos de explicar por qué la pérdida de músculo del sector secundario es una mala noticia y desatender la industria es un error. Algo que sabemos todos los que estamos aquí esta noche”, expuso Fariza.

“Tratábamos de explicar por qué la pérdida de músculo del sector secundario es una mala noticia y desatender la industria es un error”

Ignacio Fariza Somolinos. Artículo: “La industria sale del cajón del olvido”