África Castro: “El hidrógeno renovable será uno de los ingredientes para lograr una descarbonización de la economía española”

0
165

África es ingeniera industrial y máster en Energías Renovables y Eficiencia Energética por la Universidad de Zaragoza, además de haber realizado un Programa de Desarrollo Directivo en la Universidad de Navarra.

Lleva 25 años trabajando en innovación energética, la mayoría de ellos dedicados al hidrógeno y las pilas de combustible, sectores que conoce muy bien y donde coordina grupos de trabajo. A toda esta actividad se le suma su cargo como responsable de Desarrollo de Negocio en H2B2 y su papel como miembro del Comité Científico del Centro Nacional del Hidrógeno.

¿Ha influido la última Hoja de Ruta del Hidrógeno del Gobierno en las iniciativas del CNH2?

Sí, ha tenido una gran relevancia en la estrategia de los diferentes agentes involucrados en el desarrollo de estas tecnologías y el CNH2 no podía dejar de hacerse eco abriendo nuevas líneas de investigación para cubrir las demandas del sector y consolidando colaboraciones con entidades empresariales.

El objetivo último sigue siendo el estar en disposición de poder ofrecer un mayor número de servicios para potenciar el despliegue del sector.

¿Qué objetivos se han marcado a corto-medio plazo?

Se dirigen principalmente hacia la búsqueda de nuevas oportunidades nacionales e internacionales y aumentar la presencia y participación del CNH2 en foros a nivel mundial, así como fomentar la formación del equipo de trabajo e incorporar nuevos profesionales,
como científicos y técnicos.

“Los países mediterráneos deben convertirse en centros productores de hidrógeno renovable”

¿Qué proyectos destacaría del CNH2?

Actualmente destacaría seis proyectos: la mejora de la infraestructura de I+D+i, el desarrollo de un “PowerPack” híbrido basado en pila de combustible para adaptar trenes eléctricos y diésel existentes, la introducción de hidrógeno en operaciones portuarias, el estudio del amoníaco como vector energético, la producción catalítica de hidrógeno y la integración de energías renovables en edificios públicos.

¿En qué modelo debe inspirarse España para proyectos con hidrógeno renovable?

Diría más bien que los diferentes países se están posicionando, o deben posicionarse, en función de sus fortalezas. De igual manera que Países Bajos tiene sentido que se posicione como un puerto de entrada de hidrógeno renovable para el consumo industrial en el
valle del Rin, los países mediterráneos deben convertirse en centros productores de este hidrógeno. Además, España cuenta con dos grandes ventajas: nexo con el norte de África, con infraestructuras energéticas como la red de gas, que pueden ayudar a canalizar hidrógeno renovable, y una extensa red portuaria, que puede dar servicio a la exportación de este gas. Ejemplos similares al caso de España, dotados de gran recurso renovable
(insolación, viento) e infraestructuras semejantes, serían Chile o Australia.

¿Cuáles son los principales escollos?

Las principales dificultades son las asociadas a cualquier tecnología con un elevado grado de innovación y un mercado aún incipiente. Es necesario el inicio de una actividad fluida para que la tecnología pueda reducir sus costes de implantación y pueda transmitir métricas que den credibilidad y confianza. Desde el área de desarrollo de negocio
es necesaria una intensa actividad informativa y formativa.

¿Cuáles son los proyectos más destacados de H2B2?

H2B2 desarrolla proyectos en el área de hidrógeno renovable. Por un lado, fabricamos los equipos que permiten la producción de este gas: electrolizadores. Por otro lado, diseñamos
y desarrollamos proyectos en los que el hidrógeno renovable tiene un uso, ya sea para descarbonizar un proceso industrial o una flota de vehículos. También trabajamos en proyectos de almacenamiento de energía renovable de larga duración en EEUU con empresas eléctricas que buscan no desperdiciar kilovatios renovables que se producen
de manera excedentaria, por ejemplo en primavera, para su uso en verano.

¿Qué oportunidades puede ofrecer el hidrógeno renovable para España?

El hidrógeno renovable será uno de los ingredientes para lograr una descarbonización de los diferentes ámbitos de la economía española, como los procesos industriales o el transporte pesado. Se trata de un sector que nace ahora y que ofrece la oportunidad de
desarrollar nueva actividad económica.

“Creo que las primeras plantas de hidrógeno renovable para uso industrial podrían cubrir necesidades de la industria del acero”

¿Cómo está posicionado el hidrógeno renovable para descarbonizar sectores con complejidad de descarbonización?

El hidrógeno tiene cabida en una multitud de ámbitos, pero hay casos donde otras alternativas pueden ser más eficientes o prácticas. Como siempre, la mejor energía es la que no se consume. En diversas ocasiones, métodos más simples de utilizar tecnologías
energéticas cubren la necesidad perseguida, por ejemplo una generación renovable que puede usarse directamente en el momento en que se obtiene. En el otro extremo, hay necesidades que resultan muy complejas de descarbonizar, como el transporte pesado.

¿Cuál cree que será la primera industria que se descarbonice?

La industria de refino o la química pesada, como la producción de fertilizantes, son muy intensivas en consumo de hidrógeno y muy dependientes del coste de esta materia prima. Parece más viable que sean otras industrias menos sensibles a ambos parámetros
(capacidad instalada a disponer y coste del kilogramo de hidrógeno) las que inicien los despliegues. Las primeras plantas de hidrógeno renovable para uso industrial serán del orden de megavatio o decenas de megavatios, pudiendo cubrir necesidades de la industria del acero, por ejemplo.

¿Cómo está posicionada España a nivel europeo?

En cuanto a recurso renovable, capacidades de desarrollar proyectos de energía renovable y visión para acometerlos, España cuenta con todos los mimbres necesarios. Se deben dar ahora los pasos adecuados para desarrollar capacidades a nivel nacional, para explotar este nuevo sector económico, para consumo propio e incluso para exportarlo a otros países. El uso de hidrógeno renovable debe aún desarrollarse, aunque de igual manera debe hacerse
en el resto de los países. Es por ello el momento de pasar a la acción, materializar esa visión y proyectos que están floreciendo. Al fin y al cabo, hacer que el mercado arranque y coja velocidad de crucero.