“España es ya el cuarto mayor exportador del mundo de conservas de pescado. Somos muy competitivos”

0
277
Jesús Alonso

Jesús Alonso Fernández nació en Boiro (Galicia), donde ejerció como alcalde durante dos mandatos. Con solo 16 años, abandonó su formación en Comercio y se situó al frente de una tienda familiar, dedicándose a su verdadera vocación: ejercer como empresario. En 1958, y fruto de su iniciativa empresarial, surge Jealsa-Rianxeira, hoy una de las conserveras más importantes de Europa, que dirige actualmente su hijo Jesús M. Alonso Escurís, y que cuenta con una plantilla de 14 ingenieros de varias disciplinas.

Su vida profesional está asociada a Jealsa-Rianxeira, primer fabricante de conservas en España y segundo de Europa. ¿Cómo fueron sus inicios?

Duros, pero los recuerdo con inmenso cariño y orgulloso del trabajo realizado por las personas que me acompañaron.

¿Podría resumir brevemente su carrera profesional desde que comenzó en la Industria hasta su puesto actual?

Es difícil resumir toda una vida de trabajo. Ha sido una carrera de aprendizajes continuos y de intentar poner el foco en la mejora y en la optimización de nuestro ‘core business’, que es al fin y al cabo ser una empresa conservera.
Por supuesto que he cometido errores, como cualquier otro, pero no me arrepiento del camino andado. Creo que al final las equivocaciones te ayudan a aprender y a desarrollar nuevos proyectos.

¿Qué experiencia destacaría en todos estos años?

El trabajo en equipo. En Jealsa tenemos grandes profesionales, que creen en lo que hacemos y que apuestan por el proyecto. Resulta muy enriquecedor, personal y profesionalmente, compartir el día a día con ellos.
Como hito importante, recuerdo con especial cariño la visita que nos hizo su majestad el rey Juan Carlos I con motivo de nuestro 50 aniversario.

¿Qué objetivos ha tenido y sigue teniendo, a pesar del relevo generacional que se produjo en 2015, para Jealsa-Rianxeira?

El objetivo principal es que cada año mejoremos nuestras cifras económicas, ya que de esta forma podremos seguir generando empleo.

¿Qué supone para Boiro y Galicia en general una empresa española como esta con más de 50 años de experiencia?

En Galicia tenemos un tejido empresarial fantástico, con grandes empresas, sobre todo familiares, que son la base principal de la economía de nuestra comunidad.
Por tanto, nos sentimos orgullosos de poder formar parte de esas empresas que viven aquí.

¿Qué aspectos hay que tener en consideración en la fabricación y comercialización de conservas de pescado y marisco?

Quizás uno de los principales problemas que tenemos hoy en día las conserveras europeas es la búsqueda de “la igualdad de condiciones” en el mercado de las conservas de atún, impulsando la vigilancia y el control del cumplimiento de la normativa vigente en aspectos tan relevantes como la normativa IUU y la sostenibilidad de los recursos, el respeto de los derechos humanos y también laborales, y la calidad y la seguridad alimentaria.

¿Ha tenido que renunciar a aspectos relevantes de su vida personal tras fundar el grupo Jealsa? ¿Qué opina de la conciliación en su sector actualmente?

No soy consciente de haber renunciado a nada. Tengo la inmensa fortuna de haber contado con mi esposa, Pura Escurís, quien me ha apoyado y es parte también del negocio familiar. Ambos formamos un magnífico tándem que hizo muy fácil conciliar nuestra vida familiar y laboral. Por ello, es fundamental que las empresas intentemos impulsar medidas que faciliten a nuestros equipos compatibilizar su tiempo personal con su trabajo, como en Jealsa.

Bajo su punto de vista, ¿cuál cree que es el actual estado del sector de la alimentación y las conservas en España?

El mercado de la distribución ha cambiado mucho en los últimos años, pero fabricantes y distribuidores trabajamos en un mismo proyecto y debemos apoyarnos, ya que, si gana el distribuidor, gana el fabricante y viceversa. En este sentido, todos debemos ganar, empezando por “el Jefe”, que es como denominamos al cliente, y es quien debe darnos su confianza, por lo que esto nos obliga a estar siempre en mejora continua con el foco puesto en lo que “el Jefe” necesita.

¿El rol de las conserveras será diferente en un futuro? ¿Está la UE apoyando este campo?

España es ya el cuarto mayor exportador del mundo de conservas de pescado. Somos muy competitivos. A la Unión Europea solo le hemos pedido que, a través de la creación del Observatorio de la Trazabilidad, vele para que todos juguemos bajo las mismas reglas, ya que respetando estos estándares nuestros productos tienen garantía de posicionamiento en unos mercados internacionales tan competitivos.

Por último, ¿qué relación piensa que guarda este sector con la Ingeniería Industrial española? ¿Por qué cree que es importante para esta especialidad?

El actual presidente de la compañía, es mi hijo Jesús M. Alonso Escurís. Es ingeniero industrial. Hizo una carrera brillante en Barcelona y, al finalizar sus estudios, le pedí que se incorporara a la empresa porque era consciente de lo importante que iba a ser su visión para el futuro y desarrollo de la entidad.
En Jealsa-Rianxeira trabajan 14 ingenieros de distintas disciplinas y especialidades a los que debemos gran parte de las mejoras y avances en nuestras plantas y también la forma de trabajar.

Jesús Alonso Fernández con algunas de sus empleadas, en la conservera de O Bodión

twitterlinkedin